“Cualquiera que sea tu historia, bienvenido. Has emprendido un largo viaje hacia la honestidad sexual y la revelación personal. Puede ser un camino arduo, pero es el único modo de conseguir lo que deseas. En el decurso, te parecerá que hay un montón desalentadoramente grande de conocimientos que aprender; no te deseanimes. El Amo más perverso del mundo, la Dómina más imaginativa, empezaron igual que tú hoy: curiosos, excitados y algo inseguros.”
Pat Califia,
“SM. Los secretos del sadomasoquismo”

domingo, 30 de diciembre de 2012

El consabido Feliz Añoooooooo




Llegamos a otro fin de año... nos quedamos sin pilas y todos nos pesa!!!!!!!




                                                                                                              Se hacen los balances de lo que paso, lo que nos 
quedo en el tintero y lo que delineamos para el año entrante.

Otro año comienza y vendrá con lo que vendrá,  la vida nos tira sus misiles, nosotros ponemos nuestras decisiones, actos, granitos de arena, y la remamos a morir!!! 

Que les podemos desear? Un año perverso y morboso en que se cumplan todas sus fantasías, que vivan el BDSM que más les haga vibrar, que tengan  amor a montones, felicidad y sonrisas, no dejen que el afuera los apabulle aunque las situaciones a veces nos superan y nos pasan por encima... si eso ocurre levántate nuevamente por favor, sean fuertes y llévense el mundo por delante porque son únicos y especiales!!!!




yyyyyy prepárense que la vida siempre te da sorpresas!!!!!!!!!!!!






Por mi parte decirle a mi Señor que es la luz de mi corazón, que lo amo con toda mi alma!!!!
 Ha sido un año hermoso a sus pies, sirviéndolo y siendo su compañera. Gracias por ser como es conmigo, por las ataduras, por esos azotes que me hacen mojar y por esa mirada brillante y sexy que me da cada instante, por los momentos de mimos, por como me acaricia el pelo cuando miramos pelis o el noticiero, por reírse conmigo,por todo! Gracias por permitirme haber descubierto esta forma de vivir, de ser y amar a su lado, es la mejor persona del universo y mi Dueño!!!



Sensual Shibari

Risas, diversión y Shibari

Shibari Cabaret from Toni Chaptom on Vimeo.

Un Maestro y la sensualidad de las cuerdas

Esinem en Fetterati from Toni Chaptom on Vimeo.
Esinem & Nina en Fetterati II from Toni Chaptom on Vimeo.

sábado, 29 de diciembre de 2012

viernes, 28 de diciembre de 2012

Aniversario ricotero

Escuchar las primeras notas ya me pone en espíritu,  me eleva, me acaricia, me rockea las venas y las ganas y vuelvo a tener 20 años :D 
Por siempre sera la banda que alimento mi poesía de maneras inexplicables.

Gracias por tanto!!!!!!!!!!!!!!!!











miércoles, 26 de diciembre de 2012

Para las mujeres, la falta de sexo es la principal causa de crisis en una pareja

Según el psicoterapeuta Juan David Nacio, doctor honoris causa de la UBA, los varones no asignan a las relaciones la misma relevancia

Por Sebastián A. Ríos | LA NACION




"Hoy, las parejas se separan por un mínimo conflicto, como si hubiera una impaciencia, una intolerancia. Como si el amor y a veces el sexo no bastaran para poder soportar al otro", asegura el doctor Juan David Nasio, psicoterapeuta argentino residente en París que tras 48 años de actividad profesional ha desarrollado una teoría sobre los factores que confieren solidez y durabilidad a las parejas.

El sexo, la admiración mutua, el diálogo y la realización de actividades de a dos son para Nasio las cuatro patas de su teoría del "banquito" que sostiene a la pareja a través del tiempo. "De las cuatro patas la más importante es el sexo. Y hoy hay muchas parejas que no tienen actividad sexual", advierte este psicoterapeuta, que días atrás fue distinguido como doctor honoris causa -la distinción máxima- de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

La ausencia de una actividad sexual regular, frecuente y satisfactoria es uno de los principales motivos de consultas por parte de las parejas en crisis. Y, contra lo que popularmente se sostiene, son las mujeres las que con mayor frecuencia acusan el impacto de esa insatisfacción, poniendo en duda la viabilidad de la pareja, afirma Nasio, docente durante tres décadas de la Universidad de París VII, en la Sorbona, y luego fundador de los célebres Seminarios Psicoanalíticos de París.

"Tenemos la idea falsa de que el hombre está todo el tiempo pensando en el sexo, y aunque eso es en parte cierto -estamos todo el tiempo pensando en el sexo y nos gusta el sexo con frecuencia-, la mujer le da mucha más importancia a la calidad del sexo y a la satisfacción sexual que el hombre."

Satisfacción sexual en términos femeninos, aclara el terapeuta rosarino, "quiere decir que la relación sexual sea para la mujer un momento en donde ella se siente deseada, donde se siente que es conducida por el hombre al orgasmo. Una mujer enamorada es siempre una mujer que tiene una satisfacción orgásmica con el hombre del cual está enamorada. Cuando usted ve una mujer enamorada de un hombre, debe saber que esa mujer está sexualmente satisfecha."

RITUALES DE A DOS

El sexo es uno de los pilares fundamentales de la pareja, pero no lo es todo. La admiración mutua también es necesaria: "El hombre debe admirar a su mujer porque es una buena compañera, una buena madre, porque puede trabajar y al mismo tiempo ocuparse de la casa, porque sabe cocinar, etcétera -enumera Nasio-. Recíprocamente, la mujer tiene que admirar al hombre, y no necesariamente porque sea viril, sino por las mismas cualidades por las que ella debe ser admirada: es un buen padre, un buen compañero, un buen amigo, es un hombre generoso o porque inclusive sabe cocinar".

La tercera pata del banco que sostiene a esta microsociedad llamada pareja es para Nasio el diálogo, no el casual ni el aleatorio, sino un intercambio más bien ritual en el que ambos integrantes de la pareja se proponen (tácitamente) hablar de aquello que necesitan compartir.

"De la misma manera que la relación sexual debe ser por lo menos una, dos o tres por semana, digo que hace falta que se hable una o dos veces por semana. Y de nuevo, al igual que la actividad sexual, el intercambio de palabras tendría también que tener una dimensión un poco ritual. Es bueno que, por ejemplo, el sábado a la mañana, en que hay más tiempo, se instaure naturalmente el diálogo; no hace falta crear una disposición y tener un reglamento."

¿De qué hablar? No hay un recorrido establecido -"pueden hablar de los hijos, de los padres, del trabajo, pero hace falta que hablen"-, así como tampoco es necesario decirlo todo: "Hay que guardar secretos -aconseja Nasio-, cada uno tiene lo que se llama un jardín secreto. Y hay que respetarlo".

La cuarta pata que sostiene a una pareja a través del tiempo es realizar una actividad conjunta -"tienen que tener un momento para estar juntos, no hablando, no haciendo el amor... Sino haciendo una actividad real, concreta, en donde se comparte esa actividad"-. Y no importa cuál: puede ser ir al cine todos los jueves, al teatro todos los martes, practicar tai chi, tomar clases de canto o lo que más les guste a ambos integrantes de la pareja.

Sí es importante para Nasio que esta actividad sea de la pareja, sin hijos, familia ni otros terceros. "Justamente, eso hace que la pareja sea estable -dice el psicoterapeuta-. Porque tenemos que tener momentos de los dos, y a veces la realidad del trabajo, los amigos, los chicos, la familia, los padres, los problemas prácticos dispersan esa necesidad de concentración de a dos."

DESANDAR LA CRISIS

"Cuando alguna de las cuatro patas del banquito se ha aflojado o se ha roto, y la crisis ya se ha desatado, no es necesario salir corriendo al consultorio del terapeuta de parejas en forma inmediata," sostiene el doctor Nasio, que asegura que existen efectivas herramientas al alcance de la mano para tratar de recomponer la relación. La primera de ellas es la palabra.

"Si uno siente que la pareja está entrando en crisis, no hay que dejar que la crisis se instale, hay que hablar -recomienda-. Si el otro está alimentando una relación en secreto, con un tercero, probablemente no hable por miedo de hacer daño o de precipitar las cosas. Pero de todos modos siempre es importante empezar a hablar y que sea la palabra la primera intermediaria."

Si la palabra de los propios integrantes de la pareja no demuestra tener ningún efecto reparador, puede recurrirse a la palabra de un tercero que, de nuevo, tampoco tiene por qué ser un psicoterapeuta. "Es muy útil en estos casos de crisis la presencia de un tercero en el que los dos puedan confiar, y que pueda intervenir. Que sea un amigo, un hermano, un padre a veces, por qué no, un abuelo. Lo que importa es que sea alguien en quienes los dos tengan confianza y que pueda tomar el lugar de una suerte de mediador."

Agotadas la propia palabra y la de un tercero como herramientas reparadoras, recién entonces es el momento para consultar a un profesional: "Hay que consultar a un terapeuta de pareja solamente cuando la situación no parezca tener remedio o cuando exista una gran dificultad", dice Nasio, al tiempo que señala que existen factores de buen y de mal pronóstico para la recuperación de una relación.

Cuando la crisis resulta por una falta de entendimiento entre ambos integrantes de la pareja, o cuando responde a cierta desilusión en relación con lo que cada uno espera del otro, entonces las posibilidades de recuperación del vínculo son altas, asegura el psicoterapeuta, que cuenta entre sus distinciones con la Legión de Honor y la Orden del Mérito francesas.

Por el contrario, existen situaciones que representan un desafío para el especialista en terapia de pareja. "Cuando hay un tercero y la mujer es la que tiene esa relación extraconyugal, que es una relación sexual y amorosa fuerte, ahí hay pocas chances", admite Nasio.

"Los hombres podemos mantener una vida disociada en una relación con la mujer, a la que amamos, y una relación con una amante, a la que deseamos. Y mantenemos separados el amor y el deseo. La mujer no; la mujer une amor y deseo sexual, lo que hace que si comete una infidelidad, esto la va a llevar a que el placer de lo sexual se transforme en amor. Y la mujer en ese momento es un ser auténtico, tiene una autenticidad que nosotros no tenemos. La mujer es fiel a sus sentimientos, es fiel a su deseo. Nosotros, los hombres, negociamos el deseo."

"Cuántas veces en mi consultorio cuando viene una pareja en la que la crisis está determinada porque la mujer tiene un amante yo sé que va a ser muy difícil poder restablecer el equilibrio anterior. En cambio, cuando es el hombre el que tiene un amante, y el tercero es una mujer, en ese caso yo me digo que tengo una chance de poder restablecer el equilibrio anterior, y en general lo restablezco."

Las causas del malestar masculino en la pareja no suelen estar tan frecuentemente atadas a lo sexual: "Al hombre lo que lo afecta es cuando la mujer no lo sostiene. Los hombres somos muy hijos de mamá, muy frágiles y muy bebé; aunque seamos Rambo con los vietnamitas, después en casa somos chiquitos y necesitamos que la mujer adopte no una posición de madre, pero que esté allí cuidándonos, ocupadas de nosotros y que nos estimulen.".